Bewegung

 

Movement

 

Aktividad en vez de protección

 

El que descansa, se oxida; la ociosidad es el diablo; pero: moverse trae bendición - estas palabras se transmiten de generación en generación.

 

Múltiples informes de la ciencia han demostrado que las principales enfermedades como osteoporosis, reuma, dolor en las articulaciones, dolor de espalda crónico o diabetes, son favorecidas por la falta de movimiento.

 

A los escolares inquietos se les prescribe el ejercicio físico, en lugar de darles pastillas junto con su merienda, así como se hacía antes. Las tabletas para la impotencia (Viagra) se pueden sustituir de forma segura con un ejercicio moderado. Un estudio a largo plazo con más de 1.000 hombres impotentes demostró que el ejercicio regular al aire libre promueve la potencia.

 

Investigadores han reevaluado la influencia de la inactividad con respecto a las personas sanas.

 

El uso mínimo de los músculos – así como lo practica el personal en las oficinas – puede ser casi tan perjudicial como fumar cigarrillos. La tasa de mortalidad  de las personas tranquilas es hasta un tercio más alta que de aquellos, que van a paso ligero. Un anciano que pasea todos los días 1,6 kilometros menos que su vecino de la misma edad, camina siete años antes a su tumba (todos los demás riesgos son idénticos).

 

La esperanza, que la inactividad física no nos trae daños mayores, si nos cuidamos de peso y nos alimentamos equilibradamente, es una ilusión. Así la opinión de los investigadores médicos como Frank Booth de la Universidad de Missouri en Columbia. Los seres humanos modernos todavía están programados para la vida como cazadores y recolectores, ya que la predisposición genética de la población no ha cambiado durante miles de años.

 

“Sin un mínimo de 30 minutos diarios de ejercicio moderado – eso es lo que nuestros genomas esperan de nosotros - es probable que la expresión patológica de un gen anormal lleve a enfermedades crónicas", dice Booth. Esto significa que el cuerpo de una persona que no se mueve regularmente, por lo menos media hora al día, se encuentra en estado de emergencia. En las células y los tejidos ocurren permanentemente procesos patogénicos, y sólo es una cuestión de tiempo antes de que estos síntomas se manifiesten.

 

Investigaciónes cosmonauticas muestran el efecto positivo del ejercicio físico en las articulaciones y el tejido conectivo, los huesos, la piel, los músculos, el tracto urinario, los pulmones, el sistema circulatorio, reproductivo y digestivo, y especialmente en la psiquis, la percepción y el sentimiento del dolor.

 

Use it – or loose it

Esta es la frase más importante de la “Medicina del movimiento”. Usalo ó pierdelo. Así es que el músculo de un atleta al igual que en el músculo de un agricultor de la montaña queman grasa. Y lo hacen mientras duermen.

La razón es, que las personas tranquilas ya no usaron sus enzimas de grasas hace 10, 15 ó 20 años. Hace mucho tiempo ya han dejado de trabajar físicamente unas once horas al día.

Todo para afuera, lo que no paga alquiler! Esto sólo lo dice un cuerpo sano, en movimiento.

 

De nosotros usted puede aprender, cómo su cuerpo quema grasa de día y de noche (durante el sueño).